Menu
¿Cómo llevar a tu mascota en el coche?

¿Cómo llevar a tu mascota en el coche?

Conseguir que tu animal viaje cómodo y tranquilo es clave para la seguridad de todos.

 Viajar con tu mascota puede parecer una misión imposible, pero no. Os aseguramos que se puede hacer bien, en lugar de optar solo por meter al animal dentro del coche y empezar a conducir. Por tu seguridad y la de él, desde Ballenoil te damos una serie de consejos para que podáis disfrutar de vuestro trayecto juntos, ya sea para una simple visita al veterinario o para ir de vacaciones.  

 Sujeción adecuada

Lo primero que debes saber es que el animal no debe viajar suelto en el coche, independientemente de que el trayecto sea corto y te muevas solo por la ciudad. Eso incluye, evidentemente, el no llevarlo en tu regazo. Este punto queda… ¡totalmente prohibido!

Según establece la Ley de Tráfico, en su artículo 18, el perro debe ir bien atado en todo momento, de manera que no pueda acceder a la parte delantera y evitar así que interfiera de manera alguna en la conducción y en tu libertad de movimientos. Es por eso que se recomienda alguno de los siguientes métodos de sujeción:

  • Arnés y correa de seguridad: escoge un arnés que tenga doble enganche y un sistema de unión corto al cinturón de seguridad del vehículo. Así evitaremos que el animal se golpee contra los asientos en caso de colisión.
  • Malla divisoria: Perfecta para perros de gran tamaño, por ejemplo. Se trata de una rejilla que se coloca entre el maletero y los asientos traseros.
  • Transportín: para perros pequeños, o gatos, es lo ideal. El transportín debe encajarse en el suelo y, si se produjera un impacto, no se deformará el habitáculo del animal y no podrá salir despedido.

 Documentación necesaria

Cada vez que te vayas a mover con tu mascota en coche es necesario que lleves a mano los siguientes papeles por cualquier incidente que pudiera ocurrir:

  • La cartilla sanitaria con todas sus vacunas.
  • La Placa censal del Ayuntamiento que corresponda.
  • El chip identificativo.
  • En caso de tener un perro PPP (Perro Potencialmente Peligroso), deberás llevar también el Seguro de Responsabilidad Civil y la Licencia Administrativa, que te permite disponer de este tipo de perro.

 Y en caso de viaje largo, ¿qué debes hacer?

Si en vez de un trayecto corto por la ciudad, tenemos en mente hacer un viaje largo con nuestro perro o gato es necesario que tengas en cuenta estas pautas: 

  • Visita al veterinario

Cuidado, antes de iniciar el viaje, es necesario saber si tu mascota es propensa a marearse. En ese caso, la visita al veterinario para que le recete algún medicamento en casi obligatoria, si no quieres que tu mascota sufra durante el camino.

  • Cuida su alimentación

Adapta su alimentación los días previos pero olvídate de cambios drásticos justo en el momento de viajar porque podría conllevarle algún que otro problema gástrico.

  • Haz una parada cada dos horas

El calor o el frío, estar parado sin moverse… Al igual que nosotros, ellos también necesitan tomar el aire cada cierto tiempo (lo recomendado por los expertos es parar cada dos horas) para comer, refrescarse y estirar las patas.

Eso sí, si se trata del primer viaje de tu mascota intenta que éste no sea demasiado largo. Lo principal es que se acostumbre, cree rutinas y hábitos y que cuando viajéis se sienta tranquilo, cómodo y seguro. También puedes habituarlo a hacer pequeños trayectos con el coche por la ciudad.

  • No lo dejes solo dentro del vehículo

Este ‘tip’ es de sobra conocido pero no está de más recordarlo. Y es que NUNCA hay que dejar a un animal dentro de un coche parado y, mucho menos, cuando se registren temperaturas extremas, tanto en los meses de calor como en los meses de frio. Este ‘descuido’ podría llevar a tu animal a sufrir mareos o, incluso, pérdida de conciencia.

En Ballenoil somos conscientes de lo importante que son las mascotas en nuestra vida, por ello queremos dar a conocer lo esencial que es, también, su seguridad cuando viajan en los vehículos, que se sientan cómodas y tranquilas cuando van en el coche. Porque disfrutar seguros también es posible.  

 

 

volver arriba